Mas bosquejos

El don de ciencia

1 Corintios 12: 1 – 8   No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. 2 Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. 3 Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo. 4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

Introducción: Hoy analizaremos el “don de ciencia” otros le conocen como “Don de conocimiento”. La definición de la palabra ciencia que da la Real Academia de la Lengua Española le da es: Ciencia (Del latín scientia).- Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas. Cuerpo de enseñanzas metódicamente formado y ordenado, que constituye un ramo particular del saber humano Al oír la palabra “ciencia” quizás nos pongamos a imaginar la Ciencia de este mundo.  Pero bien, como veremos en este mensaje “el don de Ciencia” no es más que el “Conocimiento de Dios” revelado a los hombres, no se trata de hablar de experimentos científicos, sino de la ciencia, o conocimiento de las cosas reveladas por Dios. En otras palabras: El don de ciencia nos ayuda a descubrir las verdades oscuras, reveladas en el pasado… En el mensaje pasado le decía que el Don de Sabiduría está relacionado con el presente y el de ciencia mayormente con el pasado. La Palabra de Dios fue escrita para nosotros en el pasado y en ella están las verdades del Dios eterno, y solo las podemos entender con la ayuda del Espíritu Santo de Dios el cual nos imparte “el don de ciencia”. El don de ciencia le permite al cristiano tener fe en Dios, y adquirir conocimiento, que le permitirá entender las cosas más profundas de Dios. La gran característica, de los que poseen el don de ciencia, o el don de conocimiento, es que estos están capacitados por el Espíritu Santo, para enseñar la sana doctrina que Jesucristo dejo. El don de ciencia regularme el que lo posee son los maestros bíblicos. Son aquellos que le dan a Las Escrituras la correcta interpretación.

I.        “EJEMPLOS DEL DON DE CIENCIA”
En los tiempos primitivos de la Iglesia, esta siempre necesito de buenos maestros, los cuales, enseñaran por sobre todo el correcto evangelio de Jesucristo, y que no se dejaran, llevar por todo viento de doctrinas, que no estuvieran de acuerdo con lo que el Salvador les había enseñado. Gálatas 1: 6 – 10    6 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Es imprescindible que los que poseen este don de “Ciencia”, sean aptos para enseñar, y manejen bien la palabra de verdad. Uno de los mejores ejemplos de buenos maestros y hermanos que poseían el don de ciencia es el de Timoteo. Le invito a leer algunos pasajes importantísimos, que nos revelan esta gran verdad. Timoteo 4:13 – 16  13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. 14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio. 15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. 16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.  
Este pasaje, nos deja muy en claro que Timoteo tenía un don, y este don era, el de la ciencia o conocimiento, que sirve para instruir y enseñar, notamos el consejo que el apóstol Pablo le da es: “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza” ¿Se da cuenta usted? Es imprescindible entonces, que los hermanos dotados de esta cualidad, ocupen su tiempo en esto, y además de cuidarse de las falsas doctrinas, ya que, haciendo esto, se salvara ellos, y los que los oyeren… Todo buen maestro, debe tener un excelente manejo de la palabra de verdad.. 2Timoteo 3: 14, 15 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Esto, deja en evidencia, que para saber de las escrituras, y adquirir el don del conocimiento, no es necesario ser un adulto. Ya que, el ejemplo de Timoteo, nos dan a entender, que solo se necesita un corazón abierto, a las cosas de DIOS, para que el Espíritu Santo nos de de su don de ciencia.

II.        “LA FALSA LLAMADA CIENCIA”
1 Timoteo 6: 20, 21 Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, 21 la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén. Filipenses 1: 9 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, La falsa ciencia, enseña doctrinas que contradicen lo que el conocimiento de Dios dice y eso es “herejías”. El Apóstol Pablo, uso este término para referirse a los judaizantes los cuales procuraban imponer la Ley en medio de los tiempos de Gracia, que la Iglesia estaba viviendo. Le invito a ver algunos pasajes de la falsa ciencia.
1Corintios 8: 1- 3  1 En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. 2 Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. 3 Pero si alguno ama a Dios, es conocido por él.
¡Aquí!, para nada el Apóstol se contradice, ya que el conocimiento que envanece es el del MUNDO, Pero, el conocimiento de DIOS, que es dado por Espíritu, no envanece, sino que es vida. Pues el Mesías dijo: “Mis palabras son espíritu y vida”. Pablo también dice lo siguiente: 1Corintios 2: 5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. Se dice, que el mucho estudio de la Biblia, envanece a las personas. También se dice, que el hablar sobre temas bíblicos complejos es una pérdida de tiempo. Sin embargo, el Apóstol Pablo, declara que la conversación en la sabiduría de Dios es muy buena y solo se alcanza a través de hermanos espirituales capaces de llegar a entablar temas serios.
1Corintios 2:6,7 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. 7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, Lo que el cristiano, debe abandonar es el falso conocimiento, la ciencia que no proviene de Dios, que es, la de este mundo. Ese, es al que yo llamo el falso conocimiento, que radica en fábulas, historias, y conceptos que nada tienen que ver con la palabra de Dios. Hoy en día, la iglesia mantiene costumbres, que no son de fundamento bíblico, y que emanan de costumbres filosóficas y paganas. Tales como: las costumbres romanas, el culto a las imágenes, la veneración a los santos, etc. Los cristianos bíblicos, debemos abandonar los conceptos erróneos que no emanan de las escrituras, para así, de esta forma, hacer que el don de ciencia recibido de Dios, funcione bien y edifique en la Iglesia.
Santiago 1:5 “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada” Proverbios 19:2 “El alma sin ciencia no es buena” El ferviente deseo de todo estudioso de las escrituras debe ser tomar la ciencia, la inteligencia y toda la sabiduría de aquel que es realmente Sabio e Inteligente, Pues al leer las Escrituras notamos que Dios fundo la tierra con sabiduría, su creación está llena de ciencia e inteligencia, ¡Dios es todo conocedor! ¡Y esa es mi invitación! Que tanto usted como yo nos sumerjamos en los ríos de la sabiduría e inteligencia de Dios. Proverbios 3:19,20 “Jehová con sabiduría fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia. Con su ciencia los abismos fueron divididos, Y destila el rocío los cielos” Isaías 33:5-6   ”Será exaltado Jehová, el cual mora en las alturas; llenó a Sion de juicio y de justicia. Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y abundancia de salvación; el temor de Jehová será su tesoro” Romanos 11:33  ”¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios!”

Mas bosquejos

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F