Mas clases del libro de Malaquías
Vuélvase a Dios (Clase #1)
No mas vestiduras viles (Clase #2)
No con fuerza sino con el Espíritu (Clase #3)
Montado sobre un asno (Clase #4)

Vuélvase a Dios

     Zacarías 1: 1- 4 En el octavo mes del año segundo de Darío, vino palabra de Jehová al profeta Zacarías hijo de Berequías, hijo de Iddo, diciendo: 2 Se enojó Jehová en gran manera contra vuestros padres. 3 Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. 4 No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.

Introducción
     Esta enseñanza está dirigida aquellas personas que una vez caminaron en Dios, pero tal como la parábola de la cizaña que ahogo la semilla le a acontecido a usted en la vida como creyente. Quizás el afán de este mundo sofocaron la semilla   Mateo 13:22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Pero es probable que ahora que usted está fuera del Señor siente un vacio en su vida, lo que usted pensó que le llenaría, eso mismo ahora le está ahogando. Quizás usted pensó que al estar fuera del Señor le iría mejor pero a descubierto que es todo lo contrario, todo eso es una señal para reconocer que sin Dios no somos nada.
      El profeta Hageo le hizo ver al pueblo de Israel que mientras estaban más interesados en la construcción de  sus casas antes que la de Dios era una señal que todos los males dependían de eso, y se atreve a decirles que marquen en sus calendarios que desde el día que dispongan trabajar primero para Dios y después para ellos, desde ese día verían la bendición. Pero el profeta Zacarías  llega más al grano diciéndoles que se vuelvan a Dios para recibir la bendición.
      Precisamente esas son las palabras que Dios le trae a usted en este día, un mensaje de volver a Dios.

I. ¿Qué es volverse a Dios?

     Volverse a Dios es renunciar al pecado, es volver a la vida, es obtener la esperanza de no ser alcanzados por la muerte eterna, es encontrar la verdadera paz, es obtener el perdón de Dios, es ir en busca de él a pesar de todos los obstáculos que se puedan presentar.
        Cuando los hombres sabios vinieron a Belén a buscar a Jesús, no se conformaron hasta encontrarlo, le buscaron con toda diligencia (Mateo 2:1-8). No descansaron hasta hallarlo.
     Eso es volverse a Dios, no estar satisfecho hasta obtener el perdón de Él, Hechos 10: 43 De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre. Usted no debería estar satisfecho hasta que haya hecho todo su esfuerzo para regresar a Dios.

II. Cuando usted se vuelve a Dios, El se vuelve a usted

     Este ha sido básicamente el mensaje de Dios para Su pueblo a través de las edades. “Si se vuelven a Mí, yo me volveré a vosotros”. Cuando el Rey Asa había vuelto de una gran victoria, el profeta de Dios salió a su encuentro y dijo: 2 Crónicas 15:2 "... Oídme, Asa y todo Judá y Benjamín: Jehová estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él; y si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le dejareis, él también os dejará.
      Dios siempre quiere que el ser humano vuelva a Él. Pero Dios no fuerza a las personas a venir a Él, las personas lo deben de hacer voluntariamente. Dios nunca le forzará a usted a amarle. El no le fuerza a servirle. El simplemente muestra Su amor, queda a disposición de cada persona si lo recibe o no.

      Las palabra del profeta Zacarías son: “vuélvanse a Mí y me volveré a vosotros. Dios usando los labios de este profeta pone el ejemplo de aquellos que no aceptaron ese consejo y tuvieron graves consecuencias, y no estaban lejos del pueblo de Israel eran sus propios padres, ellos no quisieron volverse a Dios.
      Zacarías 1:4 No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.
    
Conclusión
     Las consecuencias de no volver a Dios en aquellas personas que una vez le conocieron puede terminar en algo catastrófico, Zacarías dice que los padres de Israel perecieron porque no quisieron volver a Dios, usted no espere ver esos días malos. AMEN

 

Copyright © Salvados para Servir, Neftalí F